jueves, 8 de enero de 2009

Cómo La Metamorfosis me hace pensar en la Biblia

"Cuando Gregorio Samsa despertó una mañana tras un agitado sueño, se halló sobre su cama convertido en un monstruoso insecto."

Esa es la forma en que Kafka empieza a relatar la historia que conocemos como La Metamorfosis. Así sin más. Como si fuera lo más normal irse a la cama y despertar convertido en un bicho.

Kafka no pretende explicarnos cómo pudo suceder algo semejante ni trata de exponer argumentos que presenten el caso como una posibilidad. En lugar de eso, da por hecho que aquello sucedió y, si el lector puede vivir con ello, no tendrá dificultades para ingerir y digerir lo que siga (¿Podría alguien detenerse recién en la mitad del libro y decirle "Hey, esto no es creíble"?)

Suelo acordarme de Samsa cuando abro la Biblia en su primera página y leo directamente que "En el principio creó Dios los cielos y la tierra". No se intenta probar la existencia de Dios: Se da por sentada. Se asume que no está en discusión y, por lo tanto, si algo ha de explicarse, ese algo es la razón por la cual hay algunos que tratan de negarla.

No me extraña, entonces, ahora que estoy empezando a leer la Institución de Calvino en orden, que sea justamente eso lo que él expone al principio y, como es de esperar, produzca inmediatamente chispas. Calvino no es amigo de las medias tintas.

3 comentario(s):

Carroña dijo...

Cristian, quería felicitarte por tu blog, está recién comenzando y ya lo leí completo, pero sé que será un gran espacio para visitar.
Sigue así!
By the way... deberíamos reactivar apologéticos, como bien dices. Estamos en contacto.
Saludos, y espero tu próxima actualización. ;)

Sergio dijo...

Si fuera posible que los hermanos de nuestra iglesia se pusieran las pilas para estudiar con dedicación la Biblia, al ver a un hombre convertido por el poder de Dios en un insecto, sería el primero en ofrecerme como voluntario... je.
Muy interesante tu blog y confío en el Señor que dará un buen fruto. Bendiciones.

Cristian dijo...

Quizás pude haber dicho, también, que la Biblia expone el proceso inverso, es decir, la transformación de insectos en hombres verdaderos...

Gracias a ambos por sus palabras de apoyo y ojalá que los apologéticos vuelvan pronto a la cancha.

Publicar un comentario